Transcripciones Teocráticas
Seamos mejores maestros | 12-18 de febrero Seamos mejores maestros | 12-18 de febrero
Aquí puedes encontrar una ayuda a fin de que te prepares para las partes de Seamos Mejores Maestros. Si te gusta este contenido entonces... Seamos mejores maestros | 12-18 de febrero

Aquí puedes encontrar una ayuda a fin de que te prepares para las partes de Seamos Mejores Maestros. Si te gusta este contenido entonces compártelo y ayuda a más hermanos y hermanas a prepararse.

Ideas para las presentaciones para la semana del 12 al 18 de febrero de 2018

Primera conversación

Tiempo: 2 minutos o menos

Fuente: Use la idea que se da para conversar.

Idea para esta parte

Publicadora: Quisiera saber su opinión ¿es la Biblia útil en nuestros días?

Ama de casa: Yo pienso que la Biblia es un libro muy antiguo y en los tiempos en que vivimos, con tanta tecnología que tenemos, se ha vuelto anticuada.

Publicadora: Le agradezco su respuesta. He traído aquí la Biblia y me gustaría compartir este texto bíblico 2 Timoteo 3:16, este texto dice… [LECTURA] ¿Ha notado que la Biblia, entre varios aspectos, es provechosa para enseñar?

Ama de casa: Si

Publicadora: Es cierto que la tecnología ha avanzado y cada vez ha ido más rápido, esto lo agradecemos porque nos podemos beneficiar de ella, pero ¿se ha puesto a pensar que las necesidades del ser humano no han cambiado?

Ama de casa: La verdad que tienes razón

Publicadora: Se lo digo porque el ser humano, ha querido ser siempre feliz, ha querido tener siempre una familia feliz, unida y de hecho queremos adquirir valores e inculcárselos a nuestros hijos.

Ama de casa: Eso es verdad

Publicadora: Si nos esforzamos por aprender y poner en practica lo que dice la Biblia, pues nos beneficiará a nosotros. Además, me gustaría mencionarle que la Biblia no se ha quedado atrás en temas científicos. Me gustaría explicarle en otra visita si la Biblia es o no compatible con la ciencia

Ama de casa: Pues claro, otro día pasa y lo conversamos.

Video de la primera revisita

Tiempo: 5 minutos

Fuente: Ponga el video y analícelo con el auditorio.

TRANSCRIPCIÓN

Grenda: Hola Ana, soy Grenda. Estuve aquí la semana pasada, me alegro de verte de nuevo. ¿Cómo estás?

Ana: Muy bien, gracias.

Grenda: ¡Qué bueno! El otro día quedamos en contestar la pregunta de si la Biblia es compatible con la ciencia, podríamos mencionar varios ejemplos que lo demuestran pero veamos sólo uno. Mira lo que dice la Biblia en Job 26:7. ¿Julia nos lo puedes leer por favor?

Julia: Claro, dice [LECTURA]

Grenda: Gracias. Durante siglos, la gente ha explicado de formas muy curiosas cómo se sostiene la Tierra en el espacio. Hoy en día, gracias a la ciencia, sabemos la verdad. Pero ¿qué ha dicho siempre la Biblia? ¿Qué dice la última parte del versículo?

Ana: Colgando la Tierra sobre nada.

Grenda: ¡Muy bien! Y este es solo un ejemplo de la exactitud de la Biblia. Aunque no es un libro de ciencia, cuando habla del mundo que nos rodea siempre es compatible con la ciencia

Ana: ¡Qué interesante!

Grenda: ¿Verdad que sí? Además, la Biblia nos da muchos consejos para la vida, pero ¿son prácticos? Podemos hablar de eso la próxima vez.

Ana: De acuerdo, muy bien

Discurso

Tiempo: 6 minutos o menos

Fuente: w15 15/9 págs. 16, 17 párrs. 14-17.

Tema: Mire a Jesús y su fe crecerá.

Idea para esta parte

Si te preguntara: ¿Tienes fe? ¿Qué responderías? Pues seguramente todos diríamos que si. Pero si te preguntara: Tu fe, ¿podría aguantar una prueba semejante a una tormenta? ¿Qué responderías? Esta pregunta resulta muy oportuna, pues estamos viviendo en un tiempo en el que todo el mundo que nos rodea, atenta contra nuestra espiritualidad y nuestra fe.

Esto no es algo nuevo, en tiempos de Jesús, a su apóstol Pedro le pasó algo parecido, seguramente todos recordamos el relato en el que Jesús fue caminando sobre el agua hacia una barca en la que se encontraban sus apóstoles. Pedro lleno de ímpetu se lanzó al mar y milagrosamente comenzó a andar hacia Jesús, pero ¿qué ocurrió? Cuando Pedro se dio cuenta de los problemas, de la tormenta que había a su alrededor, se despistó y comenzó a hundirse, su fe se debilitó.

¿Qué ayudó a Pedro a aguantar ese bache? Sabemos que no confió en sí mismo, sino que confió en su Maestro, lo siguió mirando atentamente y se acercó hacia él. Hoy estamos sometidos a una gran cantidad de pruebas, por eso ¿qué nos va a ayudar a fortalecer nuestra fe? Acompáñenme por favor en la Biblia a la carta de los Hebreos 12:2a [LECTURA]

Entonces, ¿qué nos ayudará a tener esta fe fuerte? Pues, como acabamos de leer, tenemos que mirar a aquel quien puede mejorar o perfeccionar, es decir, Jesús. Por supuesto, podría surgir la pregunta: ¿Cómo miramos a Jesús? ¿Qué significa esto? Cuando miramos a Jesús nos esforzamos por imitarlo, por ello ¿cómo podemos imitarlo? Veamos 2 maneras y esforcémonos por pensar en lo que hizo Jesús y cómo podemos imitarlo.

La primera manera en cómo podemos imitar o mirar a Jesús la encontramos en el evangelio según Juan 17:17 [LECTURA] ¿Qué punto tenía Jesús sobre la Biblia, la Palabra de Dios? Jesús la identificó como la verdad, Él estaba convencido de que no había otra guía mejor para el ser humano. Si uno ponía en práctica lo que dice Jehová en su palabra, de seguro tendría éxito en su vida, por eso, ¿cómo podemos nosotros imitar a Jehová? Pues podríamos empezar por preguntarnos: ¿Fortalezco mi fe leyendo, meditando y estudiando la Palabra de Dios día a día? Seguro que todos lo hacemos, pero ¿es suficiente?

Si les dijeran que tienen que construir una casa pensando en que va a venir una gran tormenta y va a azotarla con fuerza, ¿cogería usted cuatro o cinco tablones, tres piedras y se refugiaría con confianza allí? ¿Verdad que no, no es cierto acaso que pondríamos una sólida base para que esta casa aguantara cualquier tormenta que viniese? Lo mismo pasa con nuestra fe, si queremos que nuestra fe aguante las pruebas que están por venir, tenemos que poner una buena base. Y ¿cuál podría ser esta buena base? Estudiar las profecías, profecías que se escribieron hace mucho tiempo y que muchas de ellas ya se encuentran cumplidas, eso fortalecerá nuestra fe y también nos ayudará a estudiar y meditar en profecías que están por cumplirse.

Otra cosa que podemos hacer es repasar o mirar los ejemplos de compañeros nuestros, es decir de hermanos que tenían un estilo de vida muy apartado de Jehová y que se hicieron siervos suyos.

La segunda forma en la que podemos imitar a Jesús, la encontramos nuevamente en Hebreos 12:2b, esta parte dice que Jesús aguantó mucho sufrimiento por el gozo que tenía puesto delante de él. ¿Qué ayudó a aguantar a Jesús todas las pruebas que tuvo mientras estuvo en la Tierra? La esperanza, la promesa que Jehová le había hecho, para él era una realidad. La Biblia describe la fe como una demostración evidente de realidades que no se contemplan. Jesús estaba muy seguro, convencido de que lo que Jehová le había prometido se iba a cumplir y eso le ayudó a aguantar.

¿Y nosotros, nos vemos ya en el nuevo mundo? ¿Nos imaginamos viviendo rodeados de personas que aman a Jehová, que aman a sus vecinos, que no enfermarán? ¿Nos imaginamos recibiendo a nuestros seres queridos que han muerto? ¿Nos imaginamos trabajando en algo que nos cause satisfacción? Si estamos convencidos de que esto se cumplirá, no habrá prueba que pueda derrumbar nuestra fe, para ello tenemos que mirar a Jesús o imitarlo para así recibir las bendiciones que muy pronto Jehová derramará en la Tierra.

Sin comentarios por el momento

Sé el primero en dejar un comentario debajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.