Transcripciones Teocráticas
Estudio bíblico de la congregación | 8-14 de Enero Estudio bíblico de la congregación | 8-14 de Enero
Esta semana en nuestro estudio bíblico de la congregación nos tocará analizar el capítulo 3 del libro: Jesús: el camino, la verdad y la... Estudio bíblico de la congregación | 8-14 de Enero

Esta semana en nuestro estudio bíblico de la congregación nos tocará analizar el capítulo 3 del libro:

Jesús: el camino, la verdad y la vida

Si le das clic al enlace te llevará al capítulo en cuestión en el navegador. Te animamos a leer el capítulo y sacar tus propios comentarios, los comentarios a continuación son simplemente una guía que puede servirte de ayuda.

Sin embargo, también te queremos compartir una ayuda que te puede ser muy útil si ayudarás en la lectura del texto bíblico que está citado al inicio del capítulo, en este caso: Lucas 1:57 a 59, cuando leas el pasaje intenta imaginarte las circunstancias que pasaban los personajes, esto ayudará a que tengas una mejor modulación de las palabras al leerlo, esperamos que te sea de muchísima ayuda.

LUCAS 1:57-59 EN PDF

Ahora te dejamos una guía para responder las preguntas del estudio bíblico de esta semana:

¿Qué diferencia de edad hay entre Juan y Jesús?

Son 6 meses de diferencia en edad entre Juan y Jesús. Esto se calcula debido a que cuando Elisabet tenía 6 meses de embarazo, el ángel le anuncia a María que será madre de Jesús. María realiza un viaje que le toma entre 3 o 4 días hasta las montañas de Judea, que se encuentra muy cerca de Jerusalén, para visitar a Elisabet. María decide quedarse a ayudarla durante 3 meses, esto quiere decir que María se va del hogar de Elisabet faltando muy poco tiempo para que de a luz a Juan (hijo de Zacarías). Por ello, si María luego de irse había cumplido apenas 3 meses de embarazo, quiere decir que le faltaban 6 meses para que pueda dar a luz.

¿Qué pasa cuando Juan cumple ocho días?

La Ley de Jehová mandaba que se debían circuncidar a los hijos varones al octavo día de su nacimiento, y también se les debía poner nombre. Algunas personas, como sus vecinos y parientes, se enteraron de que Elisabet dio a luz a un niñito y cuando fueron a verla en este día, quisieron que el niñito se llamara Zacarías como su padre; sin embargo, por encargo del ángel, el niñito tendría que llamarse Juan. Elisabet les dice a todas las personas reunidas que el nombre del niño será Juan.

Nadie está de acuerdo, por lo que le recuerdan que nadie en su familia tenía ese nombre. Usando gestos, le preguntan a Zacarías por el nombre que ha de ponerle a su hijo, el pide que le traigan una tablilla y en esta escribe: «Su nombre es Juan». Inmediatamente hace esta afirmación, recupera el habla de forma milagrosa. Los vecinos se sorprenden y se preguntan: «¿Qué llegará a ser este niño?» a lo que Zacarías, lleno de espíritu santo, responde: “Alabado sea Jehová, el Dios de Israel, porque se ha compadecido de su pueblo y lo ha liberado. Ha hecho surgir para nosotros un poderoso salvador de la casa de su siervo David”.

Lógicamente, Zacarías hablaba de Jesús, quien aún no ha nacido.

¿Qué misión le dará Dios a Juan?

Jehová tuvo una misión especial para Juan, incluso antes de que nazca. Se convertiría en un profeta de Jehová, que tendría la misión de preparar el camino para la llegada del predicho Mesías. El Mesías que traería la reconciliación de todos mediante «el conocimiento de la salvación mediante el perdón de sus pecados debido a la tierna compasión de nuestro Dios». (Lucas 1:77 y 78) Es así que, Juan se dedicó a predicar el bautismo para perdón de pecados para todos aquellos que se arrepintiesen, y limitó su bautismo a los judíos y prosélitos de la religión judía.

Sin comentarios por el momento

Sé el primero en dejar un comentario debajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.