Transcripciones Teocráticas
Busquemos perlas escondidas | 8-14 de Enero Busquemos perlas escondidas | 8-14 de Enero
Esta semana se examinarán los capítulos 4 y 5 del libro de Mateo, por lo que te recomendamos ver el video: «Información sobre Mateo»,... Busquemos perlas escondidas | 8-14 de Enero

Esta semana se examinarán los capítulos 4 y 5 del libro de Mateo, por lo que te recomendamos ver el video: «Información sobre Mateo», la transcripción de este video se encuentra en este enlace:

Información sobre Mateo

Si ya viste el video y leíste su transcripción, entonces estás más listo para poder preparar el corazón.

Mateo 4:9. ¿En qué consistía la tentación que Satanás le puso a Jesús? (nwtsty nota de estudio para Mt 4:9: “rindes un acto de adoración”).

y le dijo: “Todas estas cosas te las daré si caes y me rindes un acto de adoración”. (Mateo 4:9)

Nota de estudio para Mateo 4:9 – «rindes un acto de adoración»: El verbo griego que se traduce “adorar” está aquí en tiempo aoristo, lo que indica una acción puntual o momentánea. Traducirlo como “rendir un acto de adoración” permite ver que el Diablo no le pidió a Jesús que le rindiera adoración constante o continua; más bien, era un solo “acto de adoración”.

RESPUESTA: Jesús se encontraba en «una montaña excepcionalmente alta» en la cual el Diablo le mostró todos los reinos del mundo y su gloria, a fin de dárselos le pidió que le «rinda un acto de adoración» es decir que lo adore. El verbo que se traduce como adorar está escrito en tiempo aoristo, es decir, una acción puntual. Esto nos da a entender que el Diablo no le pedía que lo adorara desde ese momento para siempre, sino que consistía en un sólo acto de adoración.

Mt 4:23. ¿A qué dos importantes actividades se dedicó Jesús? (nwtsty nota de estudio para Mt 4:23: “enseñando […] predicando”).

Y recorría toda Galilea, enseñando en sus sinagogas y predicando las buenas nuevas del reino y curando toda suerte de dolencia y toda suerte de mal entre el pueblo. (Mateo 4:23)

Nota de estudio para Mateo 4:23 – «enseñando […] predicando»: La diferencia entre enseñar y predicar está en que quien enseña hace más que anunciar algo: instruye, explica, da argumentos y ofrece pruebas.

RESPUESTA: Jesús predicaba y enseñaba. Aunque para predicar se necesita tener conocimiento y estar preparado, existe una clara diferencia entre enseñar y predicar, pues para enseñar, la persona instruye, explica, da argumentos y ofrece pruebas.

¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?

Mateo 4:4 Cuando Jesús hablaba de: «No solamente de pan vive el hombre» se refería a una época en la que los israelitas se habrían muerto de hambre si es que Jehová no intervenía directamente. Llevaban un mes en el desierto de Sinaí y sus provisiones se estaban agotando, de ahí que se empezaran a quejar de que «[en Egipto] comía[n] pan hasta quedar satisfechos» (Éxodo 16:3). Jehová nunca tuvo la intención de dejar morir a su pueblo de hambre luego de haberlos liberado y por eso les dio el maná. Hoy podemos confiar que Jehová jamás se olvidará de atender las necesidades de sus siervos pues es un Dios de palabra.

Mateo 4:4 El pan celestial que Jehová les daba a los israelitas diariamente, el maná, proporcionó alimento físico y también lecciones espirituales. Tenían que recoger cada día la cantidad que podían comer, si acumulaban más de lo necesario, el sobrante comenzaba a oler mal y producir gusanos. Esto no ocurría al sexto día, en el que tenían que recoger el doble a fin de cubrir las necesidades del sábado. De esta manera ellos grabaron en su mente que no sólo de pan vive el hombre sino de toda expresión que sale de la boca de Jehová. Nuestra vida hoy y futura depende de prestar mucha atención a cada palabra que sale de su boca.

Mateo 4:10 Jehová mediante su palabra capacita a sus siervos para tener la actitud mental correcta. Nos entrena para que no seamos autocomplacientes (Mateo 4:3 y 4), egocéntricos (Mateo 4:5 – 7), ni busquemos la gloria de este mundo (Mateo 4:8 – 10). Si nos dejamos capacitar y mostramos humildad mental, podremos responder a las tentaciones de Satanás al igual que Jesús: «¡Vete Satanás! Porque está escrito: ‘Es a Jehová tu Dios a quien tienes que adorar, y es solo a él a quien tienes que rendir servicio sagrado'».

Mateo 5:3 Jehová nos creó con la necesidad de entender el significado de la vida, de ahí que Él mismo nos muestre cómo satisfacer dicha necesidad además de ayudarnos a entender el significado de la vida. Si queremos obtener las respuestas y así tener una vida plena y gratificante, tenemos que dedicar tiempo a estudiar la Biblia y poner en practica lo que aprendemos. Sólo así forjaremos una relación estrecha con nuestro Creador.

Mateo 5:4 Jehová tiene el deseo de consolarnos, las personas que tienen conciencia de su necesidad espiritual se lamentan debido a su condición de pecadores y les causa dolor el sufrimiento que la imperfección causa. Sin embargo, a pesar de todo pueden sentirse felices porque Jehová da el consuelo que se necesita.

Mateo 5:6 Jehová desea saciar a quienes tienen hambre de sed y justicia pues quienes ahora se horrorizan con los actos salvajes del hombre, dominado por Satanás y su mundo, se sentirán realmente satisfechos cuando Jehová brinde los nuevos cielos y nueva tierra donde «la justicia habrá de morar» (2 Pedro 3:13). No nos desconcierta ni desanima el hecho de que en este mundo satánico predominen la violencia y la opresión. El Altísimo lo ve todo y pronto libertará a quienes aman la rectitud.

Mateo 5:7 Jehová está dispuesto a mostrar su misericordia con los misericordiosos. Jesús estuvo dispuesto a aliviar el sufrimiento de muchas personas debido a que mostró misericordia, si queremos imitarlo debemos estar dispuestos a perdonar a quienes nos ofenden tal como lo hizo Jesús con las personas que lo insultaron y maltrataron. Si tratamos a los demás misericordiosamente, lo más seguro es que nos traten igual.

Mateo 5:8 Jehová pide que sus siervos tengan un corazón puro, pero este corazón no ha de ser puro solo en sentido moral, sino también espiritual; es decir, debe ser completo para con Jehová. ¿Nos estamos esforzando por mantener puro nuestro corazón?

Mateo 5:19 Jehová no ama a quien sea orgulloso e injusto, en el pasado los fariseos y los escribas solían proclamar y ejemplificar un punto de vista distorsionado de la justicia y el derecho, debido a esto la gente de ese entonces debieron imaginarse que la justicia de Jehová era inalcanzable, es por ello que cuando Jesús les puso el ejemplo, la gente pudo ver que la justicia de Dios era alcanzable y que los ama.

Mateo 5:23 y 24 Jehová quiere que nuestra adoración sea libre de culpa. Si nos enteramos de que un hermano se molestó con nosotros por algo que hicimos o dijimos, entonces tenemos que seguir rápidamente el consejo de Jesús. Sin embargo, al hacerlo no debemos olvidar el objetivo principal: No se trata de echarle la culpa a él, sino de que admitamos nuestra responsabilidad y hagamos las paces lo más pronto posible. Lo más importante es estar en paz con todos.

Mateo 5:25 Para que Jehová apruebe nuestra adoración, tenemos que llevarnos bien con nuestros hermanos. Aunque algunas veces tengamos razones para molestarnos con alguien, debemos resolver el problema de inmediato. Sino, nos quedaríamos «en estado provocado» (enojados) y le daríamos la oportunidad a que el Diablo se aproveche de dicha situación.

Mateo 5:28 y 29 Jehová educa a sus siervos para que tengan una mente y conciencia limpias. Estos versículos lo evidencian, ya que aunque en este mundo satánico uno se encuentra expuesto a mucho material inmoral, se puede evitar si nos sabemos controlar, es por ello que aunque a veces controlarse sea tan difícil como arrancarse un ojo, ¿acaso no es mejor sacrificar unos minutos de placer sensual que echar por tierra la perspectiva de la vida eterna?

Mateo 5:31 y 32 Jehová odia el divorciarse. En el pasado algunos judíos trataban traidoramente con su esposa y se divorciaban de ella por razones de muy poco peso. Las tradiciones orales permitían que se pudiesen divorciar de su esposa «hasta si ella le arruinaba una comida» o «si él hallaba a otra mujer más hermosa que ella». Jehová protege a sus siervos de esta clase de divorcios al poner una sola condición o base para que un divorcio proceda: el adulterio.

Mateo 5:34-37 Jehová no deja de cumplir sus promesas y espera que nosotros hagamos lo mismo. Es por ello que Jesús dijo que ya no hicieran juramentos porque como se menciona en el versículo 37: «Simplemente signifique su palabra Sí, Sí, su No, No». Cuando nos comprometamos para hacer algo y demos nuestro sí, que este sea real y no por conveniencia.

Mateo 5:38 y 39 Jehová no quiere que sus siervos se venguen. En la ley que les puso a los israelitas encontramos la expresión: «ojo por ojo, diente por diente», sin embargo, esto no quiere decir que se permitía la venganza, ya que esto se daba en caso de que un hombre golpeara a una mujer embarazada y le provocara el parto. Si la madre y el bebé sobrevivían, al esposo no se le permitía desquitarse, pero si la mujer o el niño morían, entonces los jueces se encargarían de que se ejecutara al responsable. Jesús mostró con claridad que estas enseñanzas, impuestas por los maestros religiosos, no se basaban en la Ley que Jehová les dio a los israelitas.

Mateo 5:43-45 Jehová desea que seamos buenos con todos, incluso con nuestros enemigos. La colaboración desinteresada, incluso con personas que nos maltratan, persiguen u odian, podría lograr que dichas personas se ablanden y que cambien de actitud, podría ser que en un futuro se hagan siervos de Jehová.

¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?

Mateo 4:2-4 Aunque Jesús «sintió hambre» debido a un largo ayuno, no cedió a su deseo natural de comer, incluso cuando Satanás intentó tentarlo a actuar egoístamente al recordarle que podía usar sus poderes para convertir las piedras en panes, esto no era la voluntad de Dios pues Jehová nunca ha usado su poder para su propio beneficio y tampoco esperaría que Jesús lo haga. Satanás conoce nuestras debilidades y también nuestras virtudes y puede tentarnos a usarlas con fines egoístas, es por ello que debemos estar siempre alertas.

Mateo 4:2-4 Jesús nunca usó el poder que tenía para satisfacer sus propios deseos. Cuando el Diablo lo tentó, se negó a convertir unas piedras en panes. En cambio, sí utilizó ese poder para satisfacer las necesidades de los demás. ¿Cómo podemos imitar su interés por la gente? ¿Podemos invitar a los hermanos a comer y pasar un rato agradable en casa? ¿Qué hay si un hermano necesita ensayar su discurso después de una reunión o si desea mejorar en la predicación? ¿Le dedicaremos suficiente tiempo? Si somos generosos con nuestros recursos y nuestro tiempo, demostraremos que estamos siguiendo el ejemplo de Jesús.

Mateo 4:5 Cuando el Diablo tentó a Jesús, ¿lo llevó literalmente al templo?
No lo sabemos. Mateo 4:5 y Lucas 4:9 podrían dar a entender que lo llevó allí en una visión o que Jesús literalmente estuvo en un lugar elevado del templo.

Mateo 4:5-7 Intentando que Jesús reaccionara de forma egocéntrica, Satanás también lo desafió a lanzarse desde lo alto del templo. El Diablo afirmó que, si salía ileso de la caída, quedaría probado que era “hijo de Dios”. El astuto enemigo sabía que mucha gente acepta retos peligrosos movida por el orgullo y el afán de no quedar mal ante los demás. Como parte del engaño, Satanás aplicó mal un pasaje bíblico, pero Jesús demostró que conocía a fondo la Palabra de Jehová. Al rechazar el desafío, Cristo volvió a dejar claro que Jehová era la persona más importante para él y nosotros podemos imitarlo.

Mateo 4:5-7 Jesús sabía que no debía poner a prueba a Jehová arriesgando su vida imprudentemente y esperando que los ángeles lo rescataran. Nosotros debemos esforzarnos por imitar a Jesús y “vivir con buen juicio”. Aunque nos enfrentamos a la persecución con plena confianza en Jehová, no debemos arriesgarnos innecesariamente.

Mateo 4:9 Satanás ofreció a Jesús “todos los reinos del mundo y su gloria” a cambio de un acto de adoración. Fundamentalmente, le prometió que le daría la gobernación mundial si aceptaba sus condiciones. Jesús no sucumbió a la tentación. Hoy Satanás ofrece ponernos su mundo a nuestros pies a cambio de oponernos a Jehová, esto no necesariamente significa rechazar a Jehová, sino dejar de hacer las cosas que nos acercan a Dios (reuniones, predicación, etc.) y atarnos a su mundo.

Mateo 4:11 Después de tres intentos fallidos por quebrantar la lealtad de Jesús, “el Diablo lo dejó”. Pero no se dio por vencido, pues la Biblia dice: “[…], se retiró de él hasta otro tiempo conveniente” (Luc. 4:13). Aunque hayamos superado una tentación, debemos seguir buscando la ayuda divina. No olvidemos que Satanás seguirá tratando de tentarnos, y lo hará cuando mejor le convenga, no necesariamente cuando lo estemos esperando. Por eso es tan importante que estemos siempre alertas, listos para afrontar las pruebas que vengan y decididos a seguir sirviendo a Jehová.

Mateo 4:17 Jesús no se avergonzaba del mensaje que llevaba, seguía anunciando que el Reino se había acercado. Igualmente nosotros debemos anunciar a todos cuantos podamos que este hermoso Reino se ha acercado y muy pronto cumplirá sus bendiciones, pero debemos recordar que todas estas bendiciones se aplicarán sobre quienes realmente se hayan arrepentido.

Mateo 4:21, 22 En la predicación podemos encontrar a personas que al igual que estos discípulos estén dispuestos a dejarlo todo por amor a Jehová y en beneficio del Reino, tenemos que animarlos para que continúen pues no es una decisión sencilla.

Mateo 5:5 La apacibilidad, o mansedumbre, no es señal de debilidad; tampoco es una amabilidad fingida. Quienes son apacibles hacen la voluntad de Jehová y se dejan guiar por él. Si somos apacibles recibiremos como recompensa la tierra. Al igual que Jesús, debemos ser apacibles, esta cualidad es también necesaria si quisiéramos asumir responsabilidades en la congregación.

Mateo 5:9 La palabra griega que se traduce aquí “pacíficos” significa literalmente “pacificadores”. ¿Cómo le añade sentido a la vida ser pacificadores? Entre otras cosas, ayudándonos a disfrutar de mejores relaciones con quienes nos rodean. Por eso hacemos bien en seguir este consejo: “Si es posible, en cuanto dependa de ustedes, sean pacíficos con todos los hombres” (Romanos 12:18). La expresión “todos los hombres” incluye a familiares y otras personas que tal vez no compartan nuestra fe. ¿Le añade realmente significado a la vida ser pacíficos con “todos los hombres”?

Mateo 5:10-12 Los cristianos sabemos que la gente nos criticará, nos calumniará y nos perseguirá “por causa de la justicia”. Pero si aguantamos esas dificultades, tendremos la satisfacción de haber agradado y honrado a Jehová. El sufrimiento no puede disminuir la alegría que sentimos por el privilegio de servir a Jehová ahora y en el futuro. No puede opacar la felicidad de quienes gobernarán con Cristo en el Reino celestial ni de quienes serán súbditos terrestres de ese Reino para siempre. Estas bendiciones demuestran que contamos con el favor de Dios y que él es generoso con nosotros.

Mateo 5:13-16 ¿Por qué comparó Jesús a sus discípulos con la sal y la luz? No dijo que tenían que serlo para unas pocas personas sino para todos, era obvio que Jesús no quería que se aislaran de la sociedad. Para cumplir su función, la sal tiene que estar en contacto con los alimentos y la luz debe estar rodeada de oscuridad. De igual modo, los cristianos tienen que estar en contacto con los demás para poder influir positivamente en sus vidas.

Mateo 5:16 muestra que la obra del Reino dirige a las personas a un refugio similar que nos protege de este sistema satánico. ¿Podría nuestra conducta lograr que los demás se den cuenta de lo atractivo que es refugiarse en Jehová? Sí, ya que Jesús les dijo a las personas que ‘verían nuestras obras excelentes y darían gloria a nuestro Padre que está en los cielos’

Mateo 5:19 Jesús tiene alta estima por la Ley de Dios y anima a otros a que también sientan lo mismo por esta. De hecho, él dice: “Cualquiera que quiebre uno de estos mandamientos más pequeños y enseñe así a la humanidad, será llamado ‘más pequeño’ con relación al reino de los cielos”, lo cual significa que tal persona nunca entraría en el Reino.

Mateo 5:21 Con estas palabras, Jesús mostró que la causa del asesinato hay que buscarla más allá del acto violento en sí mismo. El problema radica en la actitud que se desarrolla en el corazón del asesino. Si nadie alimentara en su interior sentimientos de rencor o furia, la violencia premeditada desaparecería. Cuánto derramamiento de sangre se evitaría si se aplicara esta enseñanza.

Mateo 5:21, 22 ¿Constituye un pecado más grave dar rienda suelta a la furia que simplemente abrigarla? Jesús indicó que si una persona estaba furiosa con su hermano, cometía un pecado grave. No obstante, si expresaba su furia dirigiéndole a este una palabra despectiva, el pecado era aún más grave, por lo que tendría que responder ante el “Tribunal Supremo”, y no solo ante un tribunal local.

Mateo 5:28 Aunque en la Biblia no se habla específicamente de la pornografía, si contiene este principio que está en contra de su uso. En este principio en particular, se subraya la idea de que no es necesario tener relaciones sexuales físicamente con alguien, que no sea el cónyuge, a fin de cometer un pecado, sino que incluso podría ser un deseo intenso el que nos lleve a tener una conciencia sucia ante el cónyuge y ante Jehová.

Mateo 5:39 y 40 Aunque no estamos obligados a dar información sobre bienes a los delincuentes, estos podrían ponerse violentos si perciben cierta resistencia, falta de cooperación o engaño. Muchos suelen perder los estribos fácilmente y se comportan de manera violenta y despiadada. Por ello, lo mejor en estos casos es permitir sin oposición que se lleven nuestras posesiones a cambio de salvar nuestra propia vida.

Mateo 5:41 Estas palabras nos pueden ayudar a ver la importancia de ser diligentes y actuar como tal, ya que podemos trazarnos metas de realizar más de lo que se nos pida. Para lograrlo, hemos de trazarnos retos y metas cada vez mayores: Tratar de realizar las tareas más rápido y mejor. Además hemos de prestarle especial atención a los detalles, incluso los más pequeños. Cuando logremos hacerlo, estaremos cumpliendo objetivos por que disfrutemos de dicha acción en lugar de hacerlo por obligación.

Mateo 5:46-48 Nos recuerda que si solo mostráramos amor a quienes nos lo muestran a nosotros, no mereceríamos ningún “galardón” de parte de Dios, es decir, no mereceríamos su favor. Hasta los recaudadores de impuestos, a quienes muchos judíos consideraban despreciables, trataban con amor a las personas que los amaban. De ahí que necesitemos seguir trabajando en que nuestro amor sea perfecto como el del Padre.

Mateo 5:48 ¿De verdad es posible ser “perfectos, como [nuestro] Padre celestial es perfecto”? Sí, en cierto sentido. En ese momento, Jesús estaba hablando del amor, y lo que les dijo a sus oyentes fue que debían ser perfectos o completos en su manifestación de amor, a imitación de su Padre celestial. ¿Cómo lo lograrían? Amando también a sus enemigos.


Sin comentarios por el momento

Sé el primero en dejar un comentario debajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.