Transcripciones Teocráticas
Busquemos perlas escondidas | 22-28 de Enero Busquemos perlas escondidas | 22-28 de Enero
Esta semana se examinarán los capítulos 8 y 9 del libro de Mateo, por lo que te recomendamos ver el video: «Información sobre Mateo»,... Busquemos perlas escondidas | 22-28 de Enero

Esta semana se examinarán los capítulos 8 y 9 del libro de Mateo, por lo que te recomendamos ver el video: «Información sobre Mateo», la transcripción de este video se encuentra en este enlace:

Información sobre Mateo

Si ya viste el video y leíste su transcripción, entonces estás más listo para poder preparar el corazón.

Mateo 8:8-10. ¿Qué aprendemos de la conversación de Jesús con el oficial del ejército? (w02 15/8 pág. 13 párr. 16).

Respondiendo, el oficial del ejército dijo: “Señor, no soy hombre digno de que entres debajo de mi techo, pero di tú una sola palabra y mi criado será sanado. Porque yo también soy hombre puesto bajo autoridad, que tengo soldados bajo mí, y a este digo: ‘¡Vete!’, y se va, y a otro: ‘¡Ven!’, y viene, y a mi esclavo: ‘¡Haz esto!’, y lo hace”. Al oír aquello, Jesús se asombró, y dijo a los que le seguían: “Les digo la verdad: No he hallado en Israel a nadie con tan grande fe. (Mateo 8:8-10)

RESPUESTA: Jesús conocía los defectos del oficial con el que conversaba y que le pedía curar a su esclavo enfermo, además era muy probable que el historial de este militar, se hallara lleno de actos violentos, hechos sangrientos y adoración falsa. Sin embargo, la lección que podemos extraer de este relato es de nunca adoptar un punto de vista negativo o crítico de las personas sino de hallar lo favorable pues sólo así se logra estimular a muchos a mejorar.

Mateo 9:16, 17. ¿Qué quiso enseñar Jesús con estos dos ejemplos? (jy pág. 70 párr. 6).

Nadie cose un remiendo de paño no encogido en una prenda de vestir exterior vieja; porque su plena fuerza tiraría de la prenda de vestir exterior, y el desgarrón se haría peor. Tampoco ponen vino nuevo en odres viejos; pero si acaso lo ponen, entonces los odres se revientan y el vino se derrama y los odres se echan a perder. Más bien, el vino nuevo se pone en odres nuevos, y ambas cosas se conservan”. (Mateo 9:16, 17)

RESPUESTA: Quiso hacerles ver que ya no tenían que seguir las antiguas costumbres del judaísmo, como el ayuno. Jesús fomentó una forma de adoración diferente al judaísmo de su época, pues se entiende que no está intentando poner un parche de tela nueva en un manto viejo ni vino nuevo en un odre viejo y tieso.

¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?

Mateo 8:3 Jehová es un Dios realmente misericordioso y compasivo. Cuando un leproso se le acercó a Jesús y le preguntó si lo podía curar, sin pensarlo dos veces le dijo: «Sí, yo quiero. Queda limpio». Jehová se ha encargado de colocar a Jesús como rey pues ha imitado la compasión que su Padre tiene por los desfavorecidos.

Mateo 8:10 Jehová nunca se concentra en nuestros defectos. Al igual que Jesús, cuando estuvo en la Tierra, no se concentró en los defectos de las personas, por mucho que supiese, Jesús nunca se puso a darle vueltas a sus debilidades, esto habría hecho que, lejos de animar, termine desanimando o haciendo sentir mal a los demás. Por ello imitemos a Jehová y Jesús al fijarnos en cualidades en lugar de los defectos.

Mateo 8:21, 22 Jehová tiene el deseo que le demos el primer lugar en nuestra vida. Cuando Jesús le ofreció a un hombre la posibilidad de ser parte de sus seguidores, este le dijo que primero quería enterrar a su padre, de esto se desprende que su padre aún tenía vida y demostraba que no estaba preparado para dejarlo todo por el Reino. ¿Qué hay de nosotros? ¿Estamos dispuestos a sacrificarlo todo por servir a Jehová?

Mateo 8:28-32 Jehová ya ha fijado el tiempo para ejecutar su sentencia contra Satanás y sus demonios, esto lo sabemos porque en este relato, los demonios que se encontraban en estos hombres, haciendo que se comporten feroces, le dicen a Jesús que aún no había llegado el tiempo señalado para que los acabe. Esto nos puede hacer pensar que cuando Jehová determina algo, lo cumple porque es el Dios de la verdad.

Mateo 9:22 Jehová permitirá que sólo las personas que tengan mucha fe reciban todos los beneficios del Reino. La mujer del flujo de sangre no se acercó a Jesús y le tocó el flequillo sólo por curiosidad de si podría sanar, en realidad, se encontraba convencida de que iba a pasar. ¿Estamos convencidos de que el Reino de Jehová está pronto a cumplir sus promesas? Entonces debemos manifestar mayor fe para así disfrutar de estas futuras bendiciones.

Mateo 9:36 Jehová quiere que sigamos el ejemplo de su hijo. Cuando Jesús estuvo en la Tierra, estuvo siempre dispuesto a ayudar a las personas y atenderlas porque se compadecía de estas. Hoy en día podemos imitar a Jesús, pues si deseamos de corazón ayudar a quienes quieren aprender más de Jehová, podremos hacer más de lo esperado a fin de conseguir dicha meta.

Mateo 9:37, 38 Jehová escucha y responde las oraciones que se encuentran en consonancia con su voluntad, si le pedimos que envíe más obreros a su siega, tengamos la seguridad de que cumplirá. Además, debemos ser consecuentes con lo que pedimos y participar en la obra con celo, de esto depende la vida de otras personas.

¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?

Mateo 8:3 Cuando vemos a las personas en el ministerio del campo que se encuentran necesitando ayuda espiritual, ¿somos como Jesús? Al hacernos disponibles y sentir compasión por los humildes, podemos ayudarles a tener una esperanza increíble para su futuro cercano.

Mateo 8:5 Menciona un relato que se encuentra en aparente contradicción con Lucas 7:3 donde se menciona que el oficial envió a algunos ancianos de los judíos a pedirle que curara a su esclavo enfermo. La realidad es que dicho hombre no se acercó personalmente a Jesús, sino que envió a los ancianos como sus portavoces. Entonces, ¿se contradice la Biblia? En absoluto, para entenderlo tendríamos que fijarnos en el ejemplo que se cita en 2 Crónicas 7:11 que menciona que Salomón acabó la casa de Jehová. Sabemos que Salomón no la construyó con sus propias manos pero, como fue el organizador de la obra, se le puede atribuir como el que dirigió y al mismo tiempo como si él lo hubiese hecho. De esto entendemos que estos pasajes no se contradicen.

Mateo 8:14-17 Nos muestra que Jesús hacía curaciones milagrosas pero nunca de manera arrogante u orgullosa. Sino que lo hacía con cariño y por compasión de la imperfección en la humanidad. Las palabras que se registran en el versículo 17 nos hacen pensar que Jesús fue muy compasivo con las personas incluso con aquellas que estaban enfermas.

Mateo 8:19, 20 Un escriba se le acercó a Jesús y le dijo que lo iba a seguir a cualquier lugar a donde él vaya. Jesús le mencionó que no tenía lugar donde recostar la cabeza. Luego de esta expresión el escriba no lo tuvo tan claro, tal vez porque no le gustaba pensar en que tal vez no iba a tener un buen plato de comida o un agradable lugar de descanso a como tal vez estaba acostumbrado. De ahí que es bueno que nos preguntemos: ¿Estamos dispuestos a servir a Jehová incluso sin las comodidades a las que estamos acostumbrados?

Mateo 8:24-27 Este relato nos tranquiliza ante la idea de que, Jesús como rey, protegerá a la humanidad de las catástrofes naturales. Si Jesús fue capaz de calmar las aguas de un mar embravecido, demostrando así que puede controlar las fuerzas de la naturaleza, puede también ayudarnos a que nunca más suframos por los daños que la naturaleza podría causar.

Mateo 9:9-13 Jesús al igual que su Padre no observa defectos, sino que prefiere ver las cosas buenas de una persona, a fin de ayudarlo. La persona que conversaba con Jesús terminaba alegre y con ganas de servir a Jehová, mientras que los fariseos condenaban a las personas aún sin conocerlas e incluso por tener un trabajo que no era tan agradable como lo era ser un recaudador de impuestos en el tiempo de Jesús.

Mateo 9:14-17 Jesús explicó la razón por la que no ayunaban ni él ni sus discípulos. Para dar sus razones utilizó dos ilustraciones en las que la idea de no mezclar lo antiguo con lo nuevo, se manifestaba. Actualmente, Jehová no va sencillamente a ajustar este sistema de cosas para darnos los beneficios de su Reino, sino que lo hará nuevo todo.

Mateo 9:24 La muerte es realmente el enemigo principal de la humanidad, sin embargo, Jehová tiene el deseo de acabarla. Cuando Jesús estuvo en la Tierra comparó a la muerte con un simple sueño, ¿por qué? Porque sólo Jehová y Jesús, con su poder absoluto, pueden despertar a cualquier persona de la muerte de una vez y para siempre.

Mateo 9:32-34 Los fariseos eran personas envidiosas y realmente le buscaban cualquier pretexto a Jesús a fin de condenarlo. En cierta oportunidad, Jesús expulsaba demonios porque la gente les traía a sus endemoniados, pero en lugar de que los fariseos agradezcan a Jehová por estos milagros, empezaron a mencionar que Jesús solo podía expulsar a los demonios porque estaba usando el poder del demonio. Hoy muchas personas también nos criticarán y mentirán, pero no permitamos que dichos comentarios malintencionados nos hagan sentir mal ya que Jehová y Jesús están con nosotros.

Mateo 9:35 Nos enseña que nuestra predicación no debería menguar a pesar del tiempo. Jesús ya tenía predicando 2 años intensamente, sin embargo, en lugar de relajarse y tomarlo con mayor tiempo, decide ampliar su ministerio. ¿No es verdad que este es un gran ejemplo para nosotros?

Sin comentarios por el momento

Sé el primero en dejar un comentario debajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.