Transcripciones Teocráticas
Estudio bíblico de la congregación | 4-10 de marzo del 2019 Estudio bíblico de la congregación | 4-10 de marzo del 2019
Esta semana en nuestro estudio bíblico de la congregación, estaremos examinando el capítulo 57 de nuestro libro: Jesús: el camino, la verdad y la... Estudio bíblico de la congregación | 4-10 de marzo del 2019

Esta semana en nuestro estudio bíblico de la congregación, estaremos examinando el capítulo 57 de nuestro libro:

Jesús: el camino, la verdad y la vida

Si le das clic al enlace, te llevará al capítulo en el navegador. Te animamos a leer el capítulo, junto con los textos citados a fin de que puedas sacar tus propios comentarios. Recuerda que este material es sólo una ayuda para que puedas prepararte.

Estudio Bíblico de la Congregación: Cura a una niña y a un hombre sordo
Estudio Bíblico de la Congregación: Cura a una niña y a un hombre sordo

Ahora te dejamos una guía para responder las preguntas del estudio bíblico de esta semana, esperamos realmente que te guste este aporte.

CAPÍTULO 57: Cura a una niña y a un hombre sordo

¿Por qué no cura Jesús enseguida a la hija de la mujer fenicia?

Porque Jesús quería ver cuánta fe tiene ella.
Al ver que la mujer seguía suplicando Jesús le dijo: «No esta bien quitarles el pan a los hijos para echárselo a los perritos». Al decir «perritos», Jesús demuestra que siente compasión por los que no son judíos y la mujer responde con humildad: «cierto, Señor, pero la verdad es que los perritos comen de las migaja que caen de la mesa de sus amos». Al escuchar la respuesta de la mujer Jesús se da cuenta de su buen actitud y le dice: «mujer ¡que fe tan grande tienes! Que se te cumpla lo que deseas». Y así fue.

Después de salir de la región de Fenicia, ¿adónde van Jesús y sus discípulos?

Se dirigen hacia el curso alto del río Jordán. Al parecer, cruzan el río por algún punto al norte del mar de Galilea y se adentran en la región de la Decápolis.

¿Cómo demuestra Jesús compasión por el hombre sordo que tiene dificultades para hablar?

Posiblemente este hombre se sienta muy nervioso en medio de tanta gente. Tal vez por eso Jesús lo lleva aparte, lejos de la multitud, y ya a solas con él, pone sus dedos en los oídos del hombre y después de escupir, le toca la lengua. Entonces, mirando al cielo, le dice «Éffatha», que significa «se abierto». En ese instante, el hombre recupera la capacidad de oír y empieza a hablar con normalidad.

Sin comentarios por el momento

Sé el primero en dejar un comentario debajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.