Transcripciones Teocráticas
Una obra de construcción sin fronteras Una obra de construcción sin fronteras
A continuación, te compartimos la transcripción del vídeo: Una obra de construcción sin fronteras Descárgalo y míralo desde el enlace anterior. TRANSCRIPCIÓN: Robert Luccioni... Una obra de construcción sin fronteras

A continuación, te compartimos la transcripción del vídeo:

Una obra de construcción sin fronteras

Descárgalo y míralo desde el enlace anterior.

TRANSCRIPCIÓN:

Robert Luccioni – Estados Unidos: Al pensar en todos los edificios y las instalaciones que tenemos en el mundo, y ver lo que Jehová ha logrado, uno se queda maravillado. Pero a menudo vemos estos edificios y oímos de la necesidad de construir más lugares, y quizás no captamos lo que hay detrás. A mi, por lo menos, me fortalece la fe, ver cómo Jehová ha unido a su pueblo para realizar esta inmensa obra en los últimos días.

Robert Pollock hijo – Estados Unidos: Esta Organización avanza con rapidez y por todo el mundo hacen falta nuevas instalaciones. Tenemos cientos de proyectos en marcha, y necesitamos más salones del Reino de lo que habíamos calculado en 1999, cuando comenzó el programa de construcción en países con recursos limitados.

Daniel Molchan – Estados Unidos: Todavía hay muchísimo trabajo que hacer, y agradecemos las oraciones de nuestros hermanos a favor de la obra, así como sus donaciones. También sentimos un aprecio especial por los hermanos y hermanas que se ofrecen de buena gana para ayudar en los proyectos de construcción.

PLANIFICACIÓN

Robert Ciranko – Estados Unidos: Esta es una gran responsabilidad, por lo cual oramos mucho a Jehová y buscamos su guía. Queremos asegurarnos de que el producto final cumpla, de la mejor manera posible, con el propósito de Dios.

Peter Verschoor – Estados Unidos: Al buscar una propiedad hay que tener muy claro lo que se necesita, el tamaño, la ubicación, si es accesible y si puede conectarse a la red eléctrica y de agua, entre otras cosas. Formamos un equipo para evaluar las propiedades de la zona, después hay que hacer estudios de impacto ambiental, pruebas de suelo y mediciones.

DISEÑO

Lloyd Newlands – Australia: Lo importante no son los edificios, sino el efecto que tendrán. Todo empieza con un papel en blanco, los planos sirven de base para el resto del trabajo de construcción, los que construyen necesitan planos detallados y especificaciones que les permitan convertir el proyecto en una realidad. Es verdad que aquí sólo diseñamos los edificios, pero sabemos que nuestro trabajo tiene un impacto en nuestros hermanos y en personas de todo el mundo.

Mark Allan – Sudáfrica: Tenemos un equipo que calcula los costos, estudian los planos cuando están casi listos y ven qué materiales se necesitarán. También se fijan en aspectos, como los impuestos, y preparan un presupuesto muy completo. Una vez que se aprueba, el proyecto puede continuar.

Simon Spanner – Estados Unidos: Analizamos las normativas del país, como los reglamentos para prevención de incendios y accidentes. Además, hay lugares de alta actividad sísmica, así que diseñamos los edificios para que resistan. Desde el principio del proyecto queremos saber cuánto va a costar, qué implicará, qué tamaño tendrá y cuánto tiempo tomará completarlo.

Margaret Kalimeris – Estados Unidos: Hacemos mucha investigación, nos aseguramos de que el edificio sea práctico, que no consuma demasiada energía y que tenga un impacto mínimo en el medio ambiente.

Cornelia Kramer – Alemania: A fin de que los hermanos del Cuerpo Gobernante, puedan visualizar el proyecto, les preparamos un conjunto de dibujos, bocetos y otras ayudas visuales. Les damos todas la información que necesitan para hacerse una idea clara. No trabajamos para un cliente desconocido, sino para nuestros hermanos, por eso quiero hacer todo lo posible para que estén cómodos y a gusto en estos edificios.

CONSTRUCCIÓN

Ryan Fynn – Sudáfrica: Tenemos que averiguar dónde comprar los materiales y si habrá que importarlos, también necesitamos saber si contamos con voluntarios capacitados o si habrá que traerlos del extranjero y si se contratará a alguna compañía externa.

Jemima Goh – Ghana: Soy una sierva de construcción y he colaborado en varios Salones del Reino. En una visita a mi casa, animé a mis hermanas a que se ofrecieran también, les conté cómo me había ido, con el tiempo mi hermana Rita decidió ofrecerse y ahora trabajamos juntas.

Rita Goh – Ghana: Te sientes más cerca de Jehová, estos hermanos están haciendo algo para demostrar que agradecen lo que Jehová hace por ellos y yo quería hacer lo mismo.

Dave Allmond – Sudáfrica: Los que vinimos a ayudar cuando el proyecto comenzó, no teníamos tanta experiencia y tampoco teníamos mucha preparación. Lo que hace falta es gente dispuesta.

Nathalie Allmond – Sudáfrica: Creo que soy un buen ejemplo de alguien que no sirve para la construcción, pero este trabajo te da muchos beneficios, de veras te ayuda a crecer.

Leah Napuecas – Filipinas: A mi me enseñaron aquí en Betel, ahora manejo el montacargas.

Haziel Daguio – Filipinas: Estoy muy contenta, tengo el deseo de colaborar y las energías para hacerlo. Aprovecho mi soltería para servir a Jehová en la construcción.

Fehrende Dercksen – Sudáfrica: Vas a lugares perdidos en el mundo para construir, pero te diviertes mucho. Todos vamos en la misma dirección, nos ayudamos y nos llevamos muy bien, eso me engancho. Y ver lo felices que se sienten los hermanos cuando llegamos a su congregación. Son hermanos que se están reuniendo en un salón viejo, o incluso en un garage. ¡Es impresionante ver, lo contentos que se ponen!

MANTENIMIENTO

Phillip Henderson – Estados Unidos: Una vez que nos mudamos a las nuevas instalaciones, tenemos la obligación de darles un buen mantenimiento, esto nos permite sacarle el mayor provecho a la inversión.

Peter Sullivan – Australia: Se han invertido millones de dólares en la construcción de sucursales y centros de traducción. Para cuidar bien estos edificios, se proporcionan instrucciones por escrito, un programa anual de mantenimiento y se organizan sesiones de práctica. Hemos podido visitar 30 países para dar entrenamiento. ¡Esta labor es clave!

Wolfgang Suhr – Alemania: Dar mantenimiento no es sólo un trabajo, es un servicio sagrado y queremos que los hermanos lo entiendan así, cuando se les da entrenamiento. El objetivo es, mantener todo en buen estado por muchos años.

LAS RECOMPENSAS DE HACER SACRIFICIOS

Fred Leyburn – Australia: Cuando Jehová quiso detener una construcción, confundió los idiomas y cambió el patrón de pensamiento de las personas. Nuestra obra de construcción se enfrenta a estos dos desafíos, pero con la ayuda de Jehová, lo estamos consiguiendo.

John van der Hoeven – Japón: En todos los lugares hay algún desafío y en mi caso, suele ser el choque cultural. Pero en un par de semanas, ya me siento adaptado, como uno más del país. Hasta tengo la sensación de haber vivido allí mucho tiempo.

James Gilden – Mozambique: No se nos da muy bien aprender idiomas, pero aquí trabajamos con hermanos que hablan 9 idiomas distintos y ninguno habla bien otro idioma aparte del suyo. Desde luego, se nota el espíritu de Jehová, pues todo va saliendo.

Debbie Leyburn – Filipinas: Al llegar a cada asignación, sentía nostalgia, echaba de menos a mis hijos y mis nietos, pero las bendiciones son enormes. Una de las más grandes, es poder conocer hermanos de todo el mundo y trabajar con tantos jóvenes. Es como si tuviera hijos en todo el mundo.

Magnus Westman – Italia: Al estar en la construcción internacional, no puedo ocuparme de mi negocio de continuo. Cuando voy a una asignación, tengo que decir a mis clientes: No podré trabajar una temporada. Y claro, algunos me han dicho, vas a arruinar tu negocio y te quedarás sin trabajo, pero eso no ha ocurrido.

Jeremy Wade – Italia: Tuvimos que simplificar nuestra vida para estar disponibles.

Joanna Wade – Italia: Y tienes que prepararte mentalmente, pues te pueden enviar a cualquier parte del mundo. Si lo piensas, da un poco de miedo pero es emocionante.

Jeremy Wade – Italia: Conocí a algunos hermanos que habían servido en la construcción internacional. Su entusiasmo, su alegría y las cosas bonitas que me contaron, hicieron que deseara experimentar lo mismo.

Teena Ruff – Sudáfrica: Hemos trabajado mucho, pero ha sido maravilloso y además al terminar, ves estas hermosas instalaciones.

Alex Ruff – Sudáfrica: Si uno tiene habilidades, es fantástico poder usarlas para servir a Jehová, esto te da satisfacción.

Margaret Kalimeris – Estados Unidos: Cuando el proyecto está terminado y alguien manda una foto del edificio, y ves a los hermanos sentados en las nuevas sillas por fin bajo un techo, ese sentimiento no se puede describir.

Giacomo Gasparri – Italia: Trabajar en lo que te gusta para Jehová, la persona que más quieres y para su Organización, no se puede comparar con nada.

John van der Hoeven – Japón: He disfrutado de mi vida, no lo cambiaría por nada.

Ane Gauld – Australia: La Organización de Jehová no tiene fronteras, todos trabajamos con el mismo fin, trabajamos para Jehová.

Robert Luccioni – Estados Unidos: La construcción ha ocupado un lugar importante en la organización de Jehová durante toda su historia, y hoy en día ocurre lo mismo. Actualmente tenemos en marcha 270 grandes proyectos, entre ellos: 90 centros de traducción, 35 salones de asambleas y 130 obras en sucursales, además hay que construir o remodelar más de 13’000 Salones del Reino por todo el mundo. Se necesita muchísima ayuda, tanto donaciones como voluntarios, pero estamos convencidos de que Jehová proveerá lo necesario, motivando a los hermanos a manifestar un espíritu generoso. La unidad del pueblo de Jehová, supera las fronteras y las barreras culturales y lingüísticas, juntos construimos edificios para la gloria de Jehová.

Sin comentarios por el momento

Sé el primero en dejar un comentario debajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.