Transcripciones Teocráticas
Información sobre Jeremías Información sobre Jeremías
Compartimos la transcripción del video informativo sobre el libro de Jeremías que contiene la información más resaltante sobre este libro, así como algunos detalles... Información sobre Jeremías

Compartimos la transcripción del video informativo sobre el libro de Jeremías que contiene la información más resaltante sobre este libro, así como algunos detalles interesantes, si deseas descargar o ver este video, tan sólo tienes que darle clic al siguiente enlace:

Información sobre Jeremías

Esperamos que esta transcripción te pueda servir para las diferentes facetas que tenemos como cristianos, sácale el máximo provecho.

TRANSCRIPCIÓN

Información sobre el libro de Jeremías

Jehová utilizó al profeta Jeremías para escribir uno de los libros más extensos de la Biblia, además de contener muchas profecías, el libro de Jeremías recoge los sentimientos y las vivencias del profeta.

Jeremías pertenecía a una familia de sacerdotes y Jehová se interesó en él de manera especial antes de que naciera. Jeremías fue un investigador e historiador meticuloso, el también escribió los libros de Primero y Segundo de los Reyes y Lamentaciones.

Debía tener unos 25 años cuando Jehová lo nombró profeta en el 647 antes de la era común. Eso sucedió menos de 100 años después de la conquista del reino norteño de Israel, aquella fue una época turbulenta ya que muchas naciones poderosas se disputaban el control de la región. Jeremías fue profeta durante unos 67 años hasta el 580 antes de la era común.

Profetizó durante el reinado del buen rey Josías y el de los malvados reyes Jehoacaz, Jehoiaquim, Joaquín y Sedequías. Jeremías había sido profeta durante unos 40 años cuando, en el 607 antes de la era común, Jerusalén y su templo fueron destruidos y se llevaron cautivos a Babilonia a unos cuantos supervivientes. Más tarde, Jeremías fue llevado a Egipto donde siguió siendo profeta de Jehová.

El libro de Jeremías se completó en el 580 antes de la era común, 27 años después de la destrucción de Jerusalén. Los profetas Nahúm, Habacuc, Abdías y Ezequiel escribieron por inspiración durante ese mismo período. Daniel también fue contemporáneo de Jeremías, pero no completó su libro hasta aproximadamente el 536 antes de la era común.

El libro de Jeremías consta de 52 capítulos, los sucesos no están escritos en orden cronológico sino por temas.

En el primer capítulo, Jehová nombra profeta a Jeremías para dar un mensaje de condena y un mensaje de esperanza.

En los capítulos 2 a 24, Jehová dicta sentencia contra los habitantes de Jerusalén por su idolatría y su violencia. Siguiendo las instrucciones de Jehová, Jeremías rompe una vasija de barro para ilustrar que Dios castigaría a la nación por su mala conducta.

Los capítulos 29 a 34, contienen un mensaje de consuelo para los judíos exiliados, Jeremías repite la promesa de Jehová de hacer que los judíos regresen a Jerusalén y cumplir así el pacto que hizo con David para un Reino eterno que traerá justicia a toda la Tierra.

¿Lo sabía? Gracias al libro de Jeremías, el profeta Daniel pudo saber que la desolación de Jerusalén duraría 70 años y que el pueblo de Dios pronto sería liberado.

En muchos capítulos, leemos que Jeremías proclamó con valor los mensajes de Jehová a pesar de sufrir una feroz persecución. En el capítulo 36, Jeremías le dicta a su secretario, Baruc, las palabras que Jehová dirigió contra su pueblo y contra todas las naciones. A medida que se leía el mensaje, el rey Jehoiaquim iba cortando el rollo y lo echaba al fuego, sin embargo, Jehová le pide a Jeremías que lo escriba de nuevo.

El capítulo 38 relata que el rey Sedequías entrega a Jeremías en manos de sus enemigos, quienes lo arrojan en una cisterna llena de fango, pero Ébed-Mélec, un siervo fiel de Jehová, lo rescata.

En el libro de Jeremías, hallamos contundentes sentencias contra muchas naciones, entre ellas: Egipto, Filistea, Moab, Ammón, Edom y Babilonia. Estas naciones fueron condenadas por odiar al pueblo de Dios. Entre los acontecimientos que relata Jeremías están los últimos días de Jerusalén, la destrucción de la ciudad a manos de los Babilonios y el período posterior.

Cuando estudie el libro de Jeremías, fíjese en que Jehová condenó a los malvados pero dio esperanza a quienes fueron fieles, en que Jeremías cumplió fielmente con su asignación a pesar de las dificultades y en la promesa de Jehová de establecer un Reino que traerá justicia a toda la Tierra.

Sin comentarios por el momento

Sé el primero en dejar un comentario debajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.