Busquemos Perlas Escondidas | 16-22 de abril

8 meses
4532

Esta semana se examinará los capítulos 1 y 2 del libro de Marcos, por lo que te recomendamos ver el video: “Información sobre Marcos”, la transcripción de este video se encuentra en este enlace:

Información sobre Marcos

Si ya viste el video y leíste su transcripción, entonces estás más listo para poder preparar el corazón.

Marcos 1:11. ¿Qué significa lo que Jehová le dijo a Jesús? (nwtsty notas de estudio para Marcos 1:11: “de los cielos salió una voz”, “Tú eres mi Hijo” y “yo te he aprobado”).

Marcos 1:11 y de los cielos salió una voz: “Tú eres mi Hijo, el amado; yo te he aprobado”.

de los cielos salió una voz: Esta es la primera de las tres veces mencionadas en los Evangelios en las que Jehová habló directamente con los seres humanos.

Tú eres mi Hijo: Antes de venir a la Tierra, Jesús era el Hijo de Dios (Jn 3:16). Cuando nació como ser humano, Jesús pasó a ser un “hijo de Dios” igual que lo fue Adán antes de pecar (Lu 1:35; 3:38). Sin embargo, es razonable pensar que, con estas palabras, Dios no se limitó a identificar a Jesús. Al hacer esta declaración y derramar su espíritu santo sobre Jesús, Dios estaba indicando que ese hombre, Jesús, había sido engendrado como su Hijo espiritual, que había nacido de nuevo y ahora tenía la esperanza de volver al cielo para ser Rey y Sumo Sacerdote (Jn 3:3-6; 6:51; compare con Lu 1:31-33; Heb 2:17; 5:1, 4-10; 7:1-3).

yo te he aprobado: O “estoy muy contento contigo; me complaces mucho”. La misma expresión se utiliza en Mateo 12:18, que es una cita de Isaías 42:1 en la que se hace referencia al Mesías prometido o Cristo. Al derramar su espíritu santo sobre Jesús y hacer esta declaración, Dios identificó claramente a su Hijo como el Mesías prometido.

Respuesta: Las expresiones que Jehová le dijo a su hijo guardan un significado especial, esta es la primera vez que se menciona que Jehová habló directamente con los seres humanos en los evangelios. La expresión: “Tú eres mi Hijo” destaca que Jehová indicaba que Jesús había nacido de nuevo y ahora tenía la esperanza de volver al cielo para ser Rey y Sumo Sacerdote. Además, la expresión: “yo te he aprobado” nos da a entender que Jehová estaba muy contento, o complacido, con lo que Jesús hacía. No hay duda de que Jehová demostró mucho cariño hacia Jesús con estas palabras.

Marcos 2:27, 28. ¿Por qué se llamó Jesús a sí mismo “Señor […] del sábado”? (nwtsty nota de estudio para Marcos 2:28: “Señor […] del sábado”).

Marcos 2:27, 28 De modo que siguió diciéndoles: “El sábado vino a existir por causa del hombre, y no el hombre por causa del sábado; así es que el Hijo del hombre es Señor hasta del sábado”.

Señor […] del sábado: Jesús dijo esto de sí mismo (Mt 12:8; Lu 6:5), indicando así que podía utilizar el sábado para realizar la obra que su Padre celestial le había encargado (compare con Jn 5:19; 10:37, 38). Jesús realizó en sábado algunos de sus milagros más impresionantes, entre ellos algunas curaciones (Lu 13:10-13; Jn 5:5-9; 9:1-14). Así demostró lo que hará durante su reinado, un período de alivio parecido al descanso sabático (Heb 10:1).

Respuesta: Jesús se llamó a sí mismo como “Señor del sábado” porque así estaba indicando que podía utilizar el sábado para realizar la obra que Jehová le había encargado, es más, se sabe que Jesús realizó algunos de sus milagros más impresionantes, entre ellos algunas curaciones, en día de Sábado. Si así lo hizo en el pasado, no tenemos duda alguna de que lo realizará durante su reinado, que será como un sábado, pues será un período de alivio.

¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?

Marcos 1:9-11 Jehová es un padre cariñoso, sabe dar palabras de ánimo y encomio, aprendamos a ser como Él y brindemos encomio sincero a todos pues lo necesitamos.

Marcos 1:22 Jehová demuestra su sabiduría y autoridad si hablamos usando su palabra. Cuando predicamos, debemos hacerlo usando la Biblia, ya que Jesús, incluso siendo un hombre perfecto y sabio, la usó. De esta manera, sus oyentes quedaban atónitos, porque les enseñaba usando las palabras de su Padre y no sus propios pensamientos.

Marcos 1:40-42 Jehová trata con dignidad a la gente. Cuando estuvo en la Tierra, Jesús demostró que Jehová no se guardará su poder para beneficiar a la humanidad, sino que de manera digna y compasiva nos dirá: ¡Quiero, sé limpio!. ¡Cuánto ansiamos ese día!

Marcos 2:1-12 Jehová relaciona nuestros pecados con enfermedades, por lo que si nos restaura la salud, es decir, nos devuelve la perfección, podremos volver a vivir felices bajo el gobierno perfecto de Dios. Dicho gobierno perdonará los pecados de todos los que aman y sirven a Dios.

¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?

Marcos 1:9, 10 ¿Cómo se bautizaba a las personas en el tiempo de Jesús? Este texto nos dice que Jesús “subió del agua”, lo cual nos indica que fue sumergido en agua. Solo sería un bautismo, porque la palabra griega que se traduce “bautizar” significa “sumergir, zambullir”.

Marcos 1:9-11 ¿Por qué Juan bautizó a Jesús quien no había cometido ningún pecado en toda su vida? El bautismo de Jesús realizado por Juan marcó el momento en el que Jesús llegó a ser el Mesías o Cristo. Juan había estado preparando el camino para Jesús y ahora que había llegado el momento, Jesús se bautizaba como testimonio de que se presentaba para hacer la voluntad de su Padre.

Marcos 1:15 ¿A qué se refería Jesús cuando dijo que se había cumplido “el tiempo señalado”? Jesús quiso decir que se había cumplido el tiempo señalado para que comenzara su ministerio. Puesto que él estaba presente como el futuro rey que Jehová había elegido, podía afirmar que el Reino de Dios se había acercado. Las personas sinceras que se sintieran motivadas por su predicación podrían entonces dar pasos para obtener la aprobación divina.

Marcos 1:38 ¿Por qué Jesús hacía curaciones milagrosas, si su principal objetivo era predicar? Lo hacía para dar prueba de que es un enviado de Dios. Siglos antes, Moisés también llevó a cabo obras asombrosas para demostrar que Dios lo había enviado.

Marcos 1:40-42 Cuando un leproso se le acercó a Jesús a fin de que lo curara, Jesús se compadeció, pero hizo algo sorprendente: Extendió la mano y lo tocó. Sin duda, pudo haber curado al hombre sin necesidad de tocarlo, sin embargo, no solo lo curó, sino que le permitió sentir el contacto de otro ser humano, tal vez por primera vez en años. Y todo, a pesar de que la Ley mosaica indicaba que los leprosos eran impuros. ¡Cuán compasivo fue!

Marcos 1:44 ¿Por qué no quería Jesús que se dieran a conocer sus milagros? Él no quería que las personas llegaran a conclusiones basadas en informes sensacionalistas o posiblemente distorsionados. Más bien, quería que comprobaran por sí mismas que él era el Cristo y que tomaran su decisión en consecuencia.

Mateo 2:4, 5 Los 4 hombres que traen en una camilla a un paralítico no se rinden en tratar de que Jesús cure al hombre, por ello abren un espacio por el techo y por ahí lo introducen a donde se encuentra Jesús. Jesús no se molesta, se muestra impresionado por la fe que manifiestan estos hombres y Jesús cura al paralítico. Esto nos muestra cuán valiosas pueden ser las amistades verdaderas, pues podrían impulsarnos con su fe a recuperar la nuestra si nos encontrásemos muy enfermos en sentido espiritual.

Marcos 2:18 Marcos habla de costumbres, expresiones, creencias y lugares tal vez poco conocidos para los lectores que no fueran judíos. Aclara que los fariseos “practicaban el ayuno”, que corbán es “una dádiva dedicada a Dios”, que los saduceos decían que “no hay resurrección”, y que el templo estaba “a la vista” desde “el monte de los Olivos”. Puesto que la genealogía del Mesías posiblemente interesara solo a los judíos, ni siquiera la menciona. Marcos nos pone así un ejemplo. Debemos tomar en consideración los antecedentes de las personas cuando estemos predicando o pronunciando discursos en las reuniones de congregación.

Marcos 2:28 ¿Por qué se llama a Jesús “Señor hasta del sábado”? El apóstol Pablo escribió que “la Ley tiene una sombra de las buenas cosas por venir”. Tal como estipulaba la Ley, el sábado venía al cabo de seis días de trabajo, y Jesús realizó muchas de sus curaciones en sábado. Aquello prefiguró el descanso pacífico y otras bendiciones que la humanidad disfrutará bajo el Reinado de Mil Años de Cristo una vez termine la opresiva dominación de Satanás. Por lo tanto, el Rey de ese Reino es también “Señor del sábado”.

¿Que opinas?