Jehová «suministra aguante y consuelo»

5 meses
1735

Si quieres ver o descargar el vídeo ingresa al siguiente enlace:

Jehová «suministra aguante y consuelo»

A continuación te brindamos la transcripción de este emocionante video, esperamos que lo disfrutes tanto como nosotros.

Video: Jehová «suministra aguante y consuelo»

TRANSCRIPCIÓN

Matt: Muy bien.
Laura: Ok.
Matt: Un escalón más.
Laura: Muy bien.
Matt: Ok.
Laura: Ok.
Matt: Hemos llegado. Y… aquí está.
Laura: Un limonero. Siempre quise uno. Gracias. ¡Me encanta!
Matt: Un año casados.
Laura: ¡Qué bien! ¿Hacemos una foto?
Matt: Sí.
Laura: Ok.
[Se toman un selfie]
[Pantalla negra]
Laura: ¡Pastel de limón!
Ambos: ¡Escuela!
[Escuela para Evangelizadores del Reino]
[Se toman un selfie]
[Pantalla negra]
Matt: ¿Estás cómoda?
Laura: [Asiente con la cabeza]
Matt: ¡Feliz aniversario!
[Se toman un selfie]
[Pantalla negra]
Matt: ¿Estás bien?
[Se toman un selfie]
[Pantalla negra]

Conductor del servicio: Este fin de semana, ofreceremos la revista de este mes. ¿Qué presentación piensan utilizar?
Tobías: ¿Salimos juntos?
Matt: [Asiente con la cabeza]
Tobías: Antes de ir al territorio, ¿qué te parece si nos tomamos algo?
Matt: [Asiente con la cabeza]
[Se sirve café]
Matt: Hoy es nuestro aniversario.
Tobías: ¡Oh! ¡Vaya! No lo sabía. Lo siento. Cuando Sharon murió, yo también pasé por una época muy dura.
Matt: Todo me recuerda a ella.
Tobías: Es normal. ¿Sabes? Lo que más me ayudó a mí fue la oración.
Matt: Yo oro, pero me despierta sentimientos que quiero evitar.
Tobías: No es bueno reprimir esos sentimientos. Habla con Jehová. Dile cómo te sientes, Matt. Podemos confiar en él. Recuerda, 1 Juan 3:20 dice que «Dios es mayor que nuestro corazón y conoce todas las cosas». Él nos entiende mejor que nosotros mismos y nos da justo la ayuda que necesitamos. Te sentirás mejor.
Matt: ¿Haces algo más cuando tienes estos días tristes?
Tobías: Sí, lo que menos se te ocurriría hacer.
Matt: ¿Lo qué?
Tobías: Tratar de ayudar a alguien. Jesús dijo que esa es la clave de la felicidad.
[Pantalla negra]
Tobías: Recuérdame el año que viene la fecha del aniversario de Matt.
[Pantalla negra]

Matt: Hey, Ángel. ¿Has visto a Javier? Tiene discurso hoy.
Ángel: No lo he visto. Han recibido malas noticias, así que… ¡Ah! Ahí llegan.
Matt: [Desde la plataforma] Esta parte la presentará el hermano Javier Vallez.
Javier: [Desde la plataforma] Esto… hum… Bien… Quizá es mejor que leamos la referencia… a ver… es de La Atalaya del 2011.
Matt: [Desde la plataforma] Qué bonita reunión. Concluyamos con canción y oración.
[Pausa]
Matt: Amén.
Hermano: Me encantó tu discurso.
Hermana: Gracias.
Hermano: Buen trabajo.

[En casa de Javier]
Javier: Gracias por tu mensaje de anoche. Sé que mi discurso no estuvo bien.
Matt: No, lo hiciste bien y eso que tuviste un día horrible.
Javier: Siempre pagamos el alquiler. Pero nos echan… sin ninguna razón. ¿Cómo vamos a encontrar otra vivienda en quince días?
Michelle: Después de la Escuela lo vendimos todo para mudarnos aquí. Pero hemos tenido un sinfín de problemas. No nos dan ni un respiro.
Matt: Lo siento mucho. Laura y yo también pasamos una mala racha al poco de casarnos. Oramos mucho e intentamos gastar lo mínimo. Pero hicimos algo más. Nos propusimos seguir un buen programa espiritual y no aislarnos. Por eso quiero felicitarlos por ir a la reunión ayer. Seguro que hicieron muy feliz a Jehová.
Javier: Gracias, Matt. Lo intentamos.
Michelle: Queremos mostrar que confiamos en Jehová.
Matt: Recuerden: la Biblia dice que con alguien leal Jehová actuará en lealtad. Él no los defraudará. Ya lo verán.

[En el salón del Reino]
Hermano: Sí.
Hermana: Será un placer.
Hermano: Sí. ¿Cómo no? Son una linda pareja.
Hermana: Claro.

[En la mudanza]
Hermana: Hola, ¡qué gusto!
Michelle: Muchas gracias.

[En casa de Javier]
Javier: ¿Quién envió esta nota?
Michelle: No, no lo sé. A ver.
[Cae dinero del sobre y se sorprenden]
Michelle: ¡Oh! ¡Qué bonito detalle!
[Oran]

Ian: ¿Por qué no vienen conmigo?
Hermana: Sabes que no podemos. Ya lo hemos hablado.
Ian: Explícame por qué.
Hermana: Te lo mostraré.
Ian: ¿Por esto?
Hermana: Sí.
Ian: No. ¡Basta! ¡Estoy harto! ¡Harto de tu religión y de todo esto!
Hermana: Ian.
[Ian se va de casa]

[En el salón]
Conductor de la Atalaya: La pregunta del 11 es: «¿Cómo se puso de manifiesto lo que había en el corazón de Ezequías?»
Hermano: Marley, tu párrafo. ¿Lista?
Marley: [Asiente con la cabeza]
Conductor de la Atalaya: Marley, por favor.
Marley: Ezequías hizo algo malo, y a Jehová no le gustó.
Conductor de la Atalaya: Gracias. Muy bien. ¿Algún otro comentario? Hermana Sanz, por favor.

[En casa de Javier]
Michelle: ¿Pudiste hablar con Leví?
Javier: No. Pero hablé con su madre. Me contó que el divorcio ha sido muy difícil.
Michelle: ¿Hacemos algo?
Javier: Claro. Podemos ayudarlo.

[En el salón del Reino]
Javier: Leví, ¿sabes que el otro día hablé con un joven de tu edad?

[En el servicio]
Robert: Hey, hola.
Javier: Hola Robert.
Robert: ¿Qué tal?
Javier: Bien
[Leví le muestra un vídeo]

[En casa de Javier]
Michelle: Me alegro de que te guste la comida china.
Leví: Me encanta. Siempre comíamos comida china con… No puedo creer que se fuera.
Javier: Leví, lee este texto, aquí en Salmos.
Leví: «En caso de que mi propio padre y mi propia madre […] me dejaran, aun Jehová mismo me acogería».
Javier: Jehová también te acogerá a ti. Nuestros seres queridos pueden dejarnos, pero Jehová no. Tú y tu mamá no están solos. Somos parte de la familia de Jehová.
Michelle: Así es, Leví. Nos tenemos unos a otros.

[En Warwick]
Javier: Vamos.
[Pantalla negra]

Orador: Jehová odia la injusticia. De hecho, promete eliminarla. Podemos leer esa promesa en el Salmo 37. Empecemos leyendo el versículo 10. Aquí leemos la promesa de Dios: «Y solo un poco más de tiempo, y el inicuo ya no será; y ciertamente darás atención a su lugar…».

[En casa de Leví]
Hermana: ¿Estás bien?
Leví: Sí. Me da lástima el hermano Tobías. Debe tener muchos dolores
Hermana: Sí. Es su cadera. Pero, a pesar de eso, no se pierde ni una reunión.
Leví: ¿Vive solo?
Hermana: Sí. Su esposa falleció hace algún tiempo.

[En casa de Tobías]
Presentador del programa JW Broadcasting: Gracias por acompañarnos. Bienvenidos a nuestro programa. Será un placer…

[En el patio de Tobías]
Leví: Hola, hermano Tobías.
Tobías: Leví.
Leví: Hemos estado limpiando las hojas de nuestro patio, y pensé que podría echarle una mano.
Tobías: Me viene bien algo de ayuda.
[Pausa]
Tobías: Leví, ven.

[Dentro de la casa de Tobías]
Leví: ¿Estuvo en Betel? ¿Y en Galaad?
Tobías: Sí.
Leví: Me gustaría trabajar en Betel. Javier y Michelle me llevaron hace poco y me encantó lo que vi.
Tobías: Es una excelente meta. Lo mejor que puedes hacer es poner a Jehová en primer lugar.
Leví: ¿Qué trabajo hizo en Betel?
Tobías: Trabajaba con una linotipo.
Leví: Una linotipo, ¿qué es eso?
Tobías: Ven, te enseñaré cómo eran los viejos tiempos. Siéntate. En esta foto…

[En casa de Leví]
Tobías: Y aquí estoy yo con la Biblia en la mano.
Leví: ¿Has oído, mamá?
Hermana: ¿Qué?
Leví: Estuvo en la asamblea donde salió la primera Biblia.
Hermana: ¡Guau!
Tobías: ¿Quieren ver unos videos?
Hermana y Leví: Listos.

[En casa de Matt]
Hermano: [Jugando] Adiós a todos.
Leví: Mañana terminaré de limpiar las hojas.
Tobías: Muy bien. Tendré listo el chocolate.

[En el dormitorio de Leví, a punto de dormir]
Voz de Javier: Tú y tu mamá no están solos. Somos parte de la familia de Jehová.

¿Que opinas?